Ministro Sánchez recibe el Año Nuevo Andino Amazónico y del Chaco 5.525 en el Valle de las Ánimas

  • Imprimir

UCOM-MH-21-06-2017.- En el místico Valle de las Ánimas, municipio de Palca del departamento de La Paz, en medio de rituales andinos, música autóctona y una temperatura de -5º centígrados, el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, recibió el Año Nuevo Andino Amazónico y del Chaco 5.525, acompañado de cientos de personas que se aproximaron para recibir la energía del cosmos. "En esta fiesta, donde nuestras comunidades tanto de tierras altas y bajas celebran este nuevo inicio, pedimos, particularmente, al Tata Inti prosperidad en el sector hidrocarburos del país y que todos nuestros proyectos sean exitosos como hasta ahora. Creemos firmemente en que estos primeros rayos de sol nos llenarán de energía positiva”.

 

Al son de pututus, tarcas, bombos y zampoñas, los presentes recibieron la energía del cosmos, a través de los primeros rayos de sol en el Willka Kuti (regreso del Sol), con ritos ancestrales, de acuerdo a la tradición, guiados por un Amauta (sabio de la cultura andina), quien dirigió la ceremonia ancestral, ofrendando a la Pachamama la infaltable k´oa (flores, hierbas aromáticas, alimentos, dulces, el sullu -feto de llama- entre otros), que permite a las personas consumar una relación de reciprocidad con la naturaleza, que es propia de la cultura andina.

La llegada del Año Nuevo Andino Amazónico se celebra en más de 200 sitios sagrados en todo el país. El presidente Evo Morales recibió los primeros rayos del sol en su natal Orinoca y deseó que el año nuevo andino conlleve bienestar para las familias bolivianas.

Cada 21 de junio inicia, en el hemisferio sur del planeta, la estación invernal con el solsticio de invierno (momento del año en que el astro sol, en su movimiento aparente, pasa por uno de los puntos de la eclíptica más alejados del ecuador y en el que se da la máxima diferencia de duración entre el día y la noche), que para la cultura andina es el inicio de un nuevo ciclo agrícola.