“La Guerra del Gas es la victoria del pueblo boliviano traducida en la Nacionalización y la Industrialización de los Hidrocarburos como una realidad”

  • Imprimir

UCOM-MH-14-10-2017.- Recordando 14 años de la lucha del pueblo boliviano en la denominada Guerra del Gas de octubre 2003, el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, afirmó este sábado que “podemos decir con satisfacción que la Agenda de Octubre se cumplió con la Nacionalización de los Hidrocarburos y este año consolidamos la industrialización esto fue gracias a la victoria del pueblo boliviano que derramó su sangre y dio su vida para la recuperación de nuestros recursos naturales. Cumplimos la industrialización lo que ningún gobierno hizo en toda la historia de Bolivia, transformar el gas en fertilizante”.

 

La Guerra del Gas fue protagonizada por el pueblo boliviano, especialmente por los habitantes de la ciudad de El Alto, que rechazaba la decisión del gobierno presidido por Gonzalo Sánchez de Lozada de exportar gas natural boliviano a través de la tecnología del Gas Natural Licuado (GNL) por puertos chilenos en beneficio de Estados Unidos, política que continuaba desde la gestión de Jorge “Tuto” Quiroga. La consigna de la lucha era no a la exportación del gas natural hasta que existiera una política para abastecer el mercado interno, que nunca fue prioridad para otros gobiernos. Asimismo, se reclamaba por los precios bajos con los que se pretendía exportar el gas, que eran a sólo $us 0,60 el millar de BTU.

“Los gobernantes de ese entonces preferían someterse a las demandas de Estados Unidos y de los organismos internacionales como el Banco Mundial, el FMI y el BID, antes que a las necesidades de los bolivianos. Con la llegada a la presidencia de Evo Morales se implementa la Revolución Energética, con la consigna de gas para los bolivianos, y avanzar de la nacionalización a la industrialización, la internacionalización de YPFB y consolidar a Bolivia como Corazón Energético de Sudamérica”, resaltó el Ministro.

La autoridad explicó que desde 1985 a 2005, el país recibió $us 4.500 millones, mientras que en 11 años de gobierno de Evo Morales 2006 a 2016 Bolivia recibió más de $us 33.000 millones. “Un año con Evo Morales se recaudó más que lo recaudado en 20 años neoliberales, $us4.587 millones”.

En lo que respecta a inversiones en el sector de hidrocarburos en los últimos 11 años se invirtió más de $us12.500 millones y las inversiones programadas en los próximos 5 años serán de igual monto.

Sánchez manifestó que parte fundamental de la política hidrocarburífera es la que calificó de “agresiva promoción de áreas para exploración ultraeficiente de hidrocarburos en el país”, donde el Plan de Exploración contempla 100 áreas en todo el territorio nacional, dentro las cuales se priorizan 12 proyectos que suman 17 trillones de pies cúbicos (TCF´s), donde se encuentran; Itacaray; Huacareta, Río Hondo; Iñiguazu; Aguaragüe Centro, Los Monos; Azero, Incahuasi Norte, Illinchupa; Caranda Profundo; Río Grade Profundo; Tacobo; Caipipendi, Boyuy; Carohuaicho 8D, Sararenda; Aguaragüe Norte, Sipotindi; San Telmo Norte y Domo Oso. “Estos proyectos entrarán en producción o se tendrán las pruebas del pozo antes del año 2020”.

En lo que respecta a las inversiones de carácter social se invirtió sólo en redes de gas domiciliario $us 790 millones, lo que permitió crecer de 40.000 beneficiarios a más de 3,5 millones en todo el país, además de llegar con GNL a las poblaciones alejadas de los gasoductos. En lo que respecta a las conversiones de Gas Natural Vehicular (GNV) pasamos de 37.000 a cerca de 330.000 beneficiarios que accedieron de forma gratuita.

En lo que respecta al proceso de industrialización “hemos tenido un avance importante con la implementación de nuevas plantas como las separadoras de Río Grande, Gran Chaco “Carlos Villegas”, la planta de GNL, la planta de Amoniaco – Urea y actualmente en ejecución la Planta de Tuberías y Accesorios de la ciudad de El Alto, todo con una inversión de $us 2.135 millones en todas estas plantas”, resaltó la autoridad.

“No ha sido en vano la muerte de tantos hermanos bolivianos en la Masacre de Octubre. Gracias a ellos hoy gozamos de una economía estable y en crecimiento por el aporte significativo del pilar fundamental que son los hidrocarburos en la economía nacional y la base de los bonos Juancito Pinto, Renta Dignidad, bono Juana Azurduy. A 14 años de la masacre rendimos nuestro homenaje con obras tangibles a aquellos que entregaron su vida para que las nuevas generaciones tengan mejores días”, concluyó el ministro Sánchez.