Con el proyecto etanol disminuirá la importación de gasolina para ser reemplazada por alcohol de los ingenios azucareros en Bolivia

  • Imprimir

UCOM-MH-21-10-2017.- En los próximos meses, Bolivia comenzará la utilización del Etanol como nuevo combustible a través del convenio firmado entre la Federación de Empresarios Privados de Bolivia y el Ministerio de Hidrocarburos; en ese marco, el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, fue invitado a participar de la “Cumbre de Etanol de las Américas” en la ciudad de Houston, donde informó a los participantes acerca de la experiencia boliviana en la incursión del uso del Etanol. “Bolivia importa 20% de gasolina, la idea es dejar de importar esa cantidad y comprarla a los ingenios pero en alcohol anhidro, para mezclarla con 80% de gasolina, y obtener el nuevo combustible que es el Etanol, con mejores condiciones”.

En este sentido, el ministro Sánchez aclaró al foro que hoy en día, la seguridad alimentaria está garantizada con la actual producción de caña azúcar que abarca 180.000 hectáreas; el incremento en la producción de caña de azúcar previsto en 360.000, es decir el doble, están considerados para incrementar los volúmenes de alcohol anhidro, que servirán para llevar adelante el proyecto Etanol en Bolivia. “Hoy producimos 150 millones de litros de alcohol, y podríamos llegar a producir más de 300 millones de litros”, agregó.

Sánchez explicó que la introducción de este nuevo combustible posee muchas ventajas pues se trata de carburante que aumenta el octanaje y la fuente más barata del octanaje es el alcohol anhidro, además mejora las características de rendimiento del motor y es menos contaminante para el medio ambiente, por lo que el efecto invernadero reduciría significativamente. “Gracias a las políticas del presidente Evo Morales, Bolivia registra niveles de contaminación ambiental inferiores al 0,1 %, descontamina el ambiente en más del 2%, tenemos e 5.400 árboles y la mayor inversión per cápita en energías renovables. Hoy la meta es poner en el mercado una nueva gasolina; a través de este proyecto ya no compraríamos ese 20% de combustible fósil, que es la gasolina, y lo tomaríamos del producto verde, que es el alcohol”, afirmó.

En esta línea, explicó que este nuevo combustible responde a los estándares de los nuevos vehículos de los últimos 4 años, que requieren combustibles con mayor octanaje.

El ministro señaló que la inversión proyectada por el sector privado para la consolidación de este proyecto es de $us1.500 millones, con los cuales se aumentaría la capacidad de producción, es decir que la superficie de cultivo de caña de azúcar incremente de 180.000 hectáreas (Ha.), que es actualmente, a 360.000 Ha. “Se generarán 15.000 nuevos empleos en Bolivia”, dijo la autoridad.

El alcohol anhidro (libre de agua) es extraído de la caña de azúcar y funciona como aditivo de la gasolina para obtener un mayor volumen para la comercialización y coadyuvar al autoabastecimiento de este producto en el mercado interno.

Actualmente, el Ministerio de Hidrocarburos se encuentra en un periodo de negociación con los Ingenios Azucareros para determinar el precio del alcohol anhidro que debe comprar YPFB, en las inversiones que tienen que hacer tanto los ingenios azucareros como YPFB, “seguro en los próximos meses, si seguimos a este ritmo de negociaciones, sacaremos este nuevo combustible, el etanol, que va a beneficiar al parque automotor”.

Por otro lado, la autoridad informó que en su visita a Houston se reunió con el Secretario del Grupo de Energía del Foro de Cooperación Económica de Asia-Pacífico (APEC por su sigla en inglés), Jyuung-Shiauu Chern, quien confirmó la participación de su organización en la reunión del JODI Gas (Joint Organisations Data Initiative), que se desarrollará el próximo 21 de noviembre dentro de las actividades del IV Foro de Países Exportadores de Gas (GECF por su sigla en inglés). “Estamos seguros que este foro será todo un éxito, consolidando a Bolivia como sede energética mundial”, concluyó la autoridad.