Declaran necesidad y utilidad pública la construcción de la Planta de Amoniaco – Urea en Cochabamba

  • Imprimir

UCOM-MHE.- El pleno de la Cámara de Diputados aprobó, este jueves, en sus estaciones en grande y en detalle, el proyecto de Ley Nº 679/2012-2013, que tiene por objeto declarar necesidad y utilidad pública, la construcción de la Planta de Amoniaco y Urea, y establecer el procedimiento de expropiación de los terrenos necesarios para el efecto, en la localidad de Bulo Bulo del municipio de Entre Ríos en el departamento de Cochabamba.

“De lo que se trata es declarar necesidad y utilidad pública, la construcción de las Plantas de Amoniaco y Urea, y establecer el procedimiento de expropiación de los terrenos necesarios para la construcción de las plantas en el municipio de Entre Ríos, según establece el procedimiento legislativo”, aseveró el ministro de Hidrocarburos y Energía, Juan José Sosa Soruco.
La autoridad gubernamental aseguró que sería el primer paso que da el país en este ámbito y explicó el procedimiento de industrialización y la existencia de mercado externo, asegurando que el consumo de gas en la producción sería aproximadamente en un volumen de 1.4 millones de metros cúbicos día.

“A partir del gas natural vamos a obtener el amoniaco y del amoniaco se va a obtener la urea, que es el principal componente para los fertilizantes y si tuviéramos la planta en este momento, el consumo local sería del 6 por ciento, pero ahora todo es importado y hay demanda tanto de Brasil como de Argentina”, explicó Sosa.

A su turno, el jefe de la Bancada del Movimiento Al Socialismo por Cochabamba, diputado Nelson Virreira resaltó que este proyecto representa el inicio de la “Revolución Industrial” que beneficiará a la población boliviana.

“Se está haciendo una inversión histórica para iniciar la industrialización que nosotros hemos propuesto en el programa de gobierno (…) y la producción de fertilizantes de esta planta de industrialización va a beneficiar a todo el pueblo boliviano y va a incrementar la producción agrícola y alimenticia, también se va exportar estos productos a través de convenios con países vecinos, que tienen una demanda importante de fertilizantes”, afirmó Virreira, quien recalcó que este proyecto industrial generará empleos y consolidará la soberanía alimentaria en el país.

La Constitución Política del Estado, en el parágrafo I del artículo 351 establece que el Estado asumirá el control y la dirección sobre la exploración, explotación, industrialización, transporte y comercialización de los recursos naturales estratégicos a través de entidades públicas, cooperativas o comunitarias, las que podrá a su vez contratar a empresas privadas y constituir empresas mixtas.

El pasado mes de septiembre Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) firmó un contrato con el consorcio surcoreano Samsung, por más de 843 millones de dólares, para la construcción de dichas plantas.